jueves, 18 de junio de 2015

Crítica de Jurassic World

  

Si cuando acaba la película gran parte del público de la sala del cine se pone a aplaudir, si cuando llego a casa y aunque sea tarde tengo la necesidad imperiosa de empezar a escribir sobre ella, es que la película ha molado. Pues bien, Jurassic World ha molado mucho.


Lo bueno es que no es un remake, no intenta ser una nueva visión de la original, no intenta calcar los mismos sucesos desde otro punto de vista, es una secuela situada cronológicamente 20 años después de la primera que intenta llegar más allá. Es bueno que sea algo novedoso y no lo tengamos o podamos comparar con la novela. Aquí no podemos decir eso de: se han dejado cosas importatnes del libro, o jolín, yo me lo imaginaba de otra manera, ya que es una historia, una aventura nueva, con nuevos y diferentes personajes. No es un grupo de prueba para ver que tal irá el parque, no, es un gran parque de atracciones, un resort abierto al público y con rodaje, donde todo va sobre ruedas, pero donde los dinosaurios ya son conocidos y no impactan al público como al principio. Es el parque que el Sr. Hammond (el de las películas sobre todo) hubiese soñado, con nuevas especies, nuevos dinosaurios... y nuevos problemas, ya que el ser humano está más que demostrado que es un animal que tropieza con la misma piedra una y otra vez. Creen que han aprendido de los errores pero...
No está el genial personaje de Ian Malcom que para explicarnos la teoría del caos, que no se puede frenar a la naturaleza ya que esta siempre sigue su camino y encuentra sus propias salidas, pero hay que admitir que todo eso lo tenemos bien claro en nuestra memoria y no es necesario, pero no quita que se le eche de menos.


Aun así la película sigue dándole vueltas al asunto de que no se puede pretender controlar una cosa que desconocemos como va a actuar. Dos especies separadas millones de años conviviendo juntas. La historia vuelve a hacernos ver que la avaricia del ser humano a veces es peor que el instinto de cualquier animal, ya que siempre queremos más y más, y las cifras, el rendimiento, el dinero tiene que mantenerse y necesitamos ir cada vez más lejos. El cliente siempre está insatisfecho y la lucha por ofrecer cosas nuevas puede acabar muy mal. Ya sabéis, las prisas no son buenas.



Es toda una delicia ver el parque en funcionamiento, unas verdaderas atracciones que pondrían los pelos de punta de poder ser ciertas. Visualmente es apabullante, increíble y espectacular. Con los efectos digitales con los que contamos hoy en día los dinosaurios están más vivos que nunca, ¡y más grandes también!



El gran Spielberg ha sabido volver a dar en el clavo y producir esta gran historia de aventuras familia confiando en el buen hacer de Colin Trevorrow como director y guionista. Hay que decir que Spielberg se ha lanzado a la piscina con el ya que es novato en ambos campos pero ha demostrado que se sabe desenvolver con éxito. Protagonizada por Chris Pratt que está demostrando estar en un momento estupendo, y por Bryce Dallas Howard que se suma a la lista de mujeres que saben correr con estilo con tacones a través de la selva y demás obstáculos y nos termina enamorando a todos. Guión básico, sencillo y sin muchos secretos pero que resulta ser divertido y efectivo para una historia de aventuras y acción, lleno de carreras, saltos y persecuciones por un entorno hostil para el ser humano, donde nosotros dejamos de ser los gatos y nos volvemos los ratones.


Los guiños a Parque Jurásico son constantes y están en muchos fotogramas, desde el dibujo de molécula de ADN, al propio genetista del parque que es el mismo, la camiseta de un informático... y dejo de contar por no entrar en spoilers. Pero si os digo que hay numerosos detalles que encantarán a todos aquellos que vivimos en su momento el estreno de Parque Jurásico.
Ah, y es una caña volver a escuchar por los altavoces de una sala de cine la melodía creada por el gran John Williams para Parque Jurásico la cual es la base de la BSO de este Mundo Jurásico que viene de la mano de Michael Giacchino el cual vuelve a deleitarnos con un excelente trabajo.





Así pues, resumiendo, os digo que a pesar de ir a verla con grandes expectativas (eso siempre es un peligro como ya sabéis) no defrauda y os aseguro un rato muy ameno y muy entretenido donde saldréis de subidón de la sala. Digo de la sala ya que os recomiendo encarecidamente que hagáis un esfuerzo económico y la veáis en el cine (hoy en día ir al cine lo es, sobre todo si vais en familia), pero no os arrepentiréis de hacerlo.

Os enlazo aquí la crítica de esta gran película realizada por los compañeros de otros fantásticos blogs los cuales unos opinan de una manera y otros de otra. Lo bonito del cine y de la diversidad de opiniones:
- Motel purgatorio
- Lima Limón
Que la fuerza os acompañe queridos lectores.

Gaspar Torrens.

"Les preocupaba tanto si podían o no conseguirlo que no se pararon a pensar si debían".
Jeff Goldblum


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada